Gestionar un bar de éxito en verano pasa por cumplir las mismas premisas de calidad y planificación del resto de la temporada y, además, teniendo en cuenta algunas peculiaridades de esta época del año en cuanto a demanda de productos y necesidades de tus clientes.

Por todo ello, hay algunos errores que son frecuentes y que no debes cometer.

 

Los errores que no debes cometer

 

  1. No hacer una planificación previa

Para muchos bares, el verano significa un repunte de la clientela respecto al resto de meses. Para gestionar un bar durante este periodo, debes planificar de forma específica, teniendo en cuenta que la demanda y la clientela no serán las mismas que durante el resto del año.

 

  1. Gestión de proveedores

El verano es una época peculiar también en cuanto a la disponibilidad de proveedores. Para gestionar un bar en verano y evitar sorpresas, en el momento de la planificación debes tener muy en cuenta la disponibilidad de todos los productos y tener recursos para poder sustituirlos.

 

  1. No poner a punto las instalaciones

Junto a los proveedores, la revisión de las condiciones de las instalaciones del local es clave para gestionar un bar y no llevarse sorpresas. La llegada del verano es un buen momento para hacer una revisión de todos los sistemas e instalaciones, como neveras o ventilación, para evitar imprevistos.

 

  1. No contratar más personal en verano

Gestionar un bar en verano y hacer una planificación especial, implicará algún refuerzo en el equipo. Contar en verano con refuerzos con experiencia y dominio del inglés sumará puntos a tu local y evitará que el trabajo te desborde en un momento dado.

  1. Falta de atención en la terraza

Las terrazas de los locales son la clave del verano. La terraza es una prolongación de tu local, por lo que la falta de atención o el descuido en el servicio, tendrá repercusiones negativas en tu imagen.

 

  1. No especificar los suplementos

A la hora de gestionar un bar siempre hay que saber que cada nuevo cliente que entra es una nueva oportunidad de que vuelva. En todo momento hay que ser honesto con el cliente. Si has decidido establecer un suplemento en verano por consumir en la terraza, o cualquier otro plus en la cuenta, debes especificarlo para que tu cliente lo sepa previamente.

 

  1. Pensar que la forma de consumir es la misma

Para gestionar un bar en verano hay que tener en cuenta que el consumo de comida y bebida no tiene nada que ver con el del resto del año. Es un momento mucho más relajado y los clientes demandan muchas más bebidas y platos más ligeros para compartir, como tapas o pinchos.

Por eso, es buen momento para darle una vuelta a la oferta y contar con opciones más rápidas con productos de temporada, incluso alguna promoción en horas en las que puede haber menos afluencia.

 

Chovifoodservice-nuevosdiseñosbotes-860x100

 

  1. No hacer cambios en los horarios

Los cambios del verano también afectan a los horarios. Gestionar un bar en esta época del año implica plantearse un cambio de horarios del local y la cocina, por supuesto, contando con el tiempo de descanso del personal.

 

  1. No adaptarse a la demanda

Para gestionar un bar de éxito debes saber qué tipo de clientes vas a recibir y qué necesitan. Por ejemplo, tener una opción de comida para llevar y de calidad, hará que tu bar atraiga a muchos más clientes. La clave estará siempre en ofrecer algún servicio que el resto de bares no tengan.

  1. No contar con algún menú especial

Cuando realices la planificación pensando en la demanda, siempre debes tener en cuenta las necesidades especiales de los clientes, tales como menú vegetariano o menú sin gluten. Es especialmente importante para gestionar un bar en verano, ya que con una mayor afluencia de clientes puede que te encuentres con esta demanda de forma más frecuente.

 

  1. No estar preparado para recibir turistas

Recibir turistas en tu bar implica saber explicar la oferta y acogerlos como si fueran clientes de siempre. A la hora de gestionar un bar en verano, muchos bares cometen el error de rebajar la calidad en verano o subir demasiado los precios porque saben que este tipo de clientela acabará consumiendo igual. No cometas ese error, porque estarás perdiendo fiabilidad y no volverán a entrar en tu local.

 

  1. No utilizar las redes sociales

Hoy en día, las redes sociales son el mayor escaparate que existe. Gestionar un bar implica tener en cuenta esta publicidad y observar las posibilidades que te ofrece. Crearte alguna cuenta en redes sociales y promocionar tu oferta, así como animar a los clientes a que te mencionen, te hará escalar puestos de popularidad, además de dar una imagen mucho más divertida y moderna.

 

En Choví Food Service queremos satisfacer tus necesidades para que puedas ofrecer todos tus servicios de manera sencilla y con calidad. Conoce en más consejos, ideas y trucos para que tu negocio sea un éxito ¡Te esperamos!