Un buen clima laboral favorece la consecución de objetivos generales. Si esto no se logra, puede llegar a destruir el ambiente de trabajo, y como consecuencia, provocar situaciones conflictivas y un bajo nivel de negocio.

Un ambiente de trabajo adecuado

Tener un buen ambiente laboral en un restaurante es uno de los factores más importantes a tener en cuenta, ya que en gran parte, de esto depende conseguir un nivel de productividad y crecimiento constante. Un buen clima en el trabajo ayudará a que los empleados mejoren sus funciones, consideren la empresa como un lugar propicio para trabajar y favorezca las relaciones con el resto del equipo de trabajo.

La capacidad de productividad de los empleados se ve afectada por un mal clima laboral. Este ambiente afecta tanto emocional como físicamente, y se traduce en un mal servicio hacia los clientes.

Creando un ambiente de trabajo adecuado trae numerosos beneficios para el restaurante y sus empleados: el estrés laboral disminuirá, por lo que la rotación de personal no será tan elevada; además se obtiene una actitud positiva en el trabajo y aparecen numerosas ideas constructivas y una mayor productividad; se potencia la innovación; puntualidad en el horario laboral; actitud positiva en el trabajo; propicia la comunicación entre empleados y con los cargos superiores; se adquiere un mayor compromiso en el trabajo; aumenta la confianza…

En un restaurante se debe tener una concienciación en la importancia de crear y mantener un buen ambiente laboral. Lo más importante es detectar las debilidades que existen en el equipo de trabajo, planificar unas acciones específicas para cambiarlo y garantizar que se cumplan para que todo mejore.

5 consejos para fomentar un buen clima laboral

Son muchos los puntos que se pueden abordar para fomentar un buen clima laboral, ya que todo lo que beneficie a los empleados será devuelto en beneficios para un restaurante. En líneas más generales, son 5 puntos clave los que un restaurante debe tener en cuenta para fomentar un ambiente laboral adecuado.

  1. Respeto y la tolerancia: Quizá parezca demasiado evidente, pero es el primer punto para que el ambiente de trabajo mejore. Es evidente que no todos los empleados tienen por qué tener una relación cercana o han de llevarse bien, simplemente hay que fomentar el respeto y la tolerancia para mantener una buena armonía en el equipo de trabajo.

Además, un jefe que ordena, levanta la voz o trata mal a sus empleados tampoco va a crear el mejor clima de trabajo, por lo que el primero en dar ejemplo ha de ser la persona que ostenta un cargo superior y transmitirlo al resto de trabajadores.

  1. Feedback con los empleados. Si un empleado se siente escuchado, se siente que forma parte de la empresa y es una persona y no un número, se estará yendo por buen camino. A las personas nos gusta sentirnos escuchadas. Además, gracias a esto se pueden detectar los problemas en el negocio, obtener ideas innovadoras por parte de los trabajadores e incluso descubrir quiénes son las personas que dificultan el buen ambiente de trabajo.

Chovifoodservice-nuevosdiseñosbotes-860x100

  1. Capacidad de liderazgo. Ante los problemas es importante que un jefe sepa mantener la calma y el orden, y que no pierda el entusiasmo. Un líder debe saber manejar las situaciones de crisis, dar confianza a los empleados y que se sientan seguros donde están trabajando y quién es la persona que está al mando del restaurante.
  1. Si un trabajo bien hecho no es reconocido, el clima laboral puede ir empeorando poco a poco. Igual que a las personas nos gusta sentirnos escuchadas, también nos gusta sentirnos reconocidos, escuchar unas palabras de reconocimiento por parte del resto del equipo cuando unas funciones se desempeñan de manera sobresaliente.

Acercarse a los empleados de un modo desinteresado y ganarse su confianza propicia el buen ambiente laboral. El reconocimiento ante los hechos puede darse con un agradecimiento, un incentivo o una responsabilidad mayor en cuanto a sus funciones.

  1. Un buen lugar de trabajo. El lugar de trabajo es donde los empleados pasan horas y horas cada día. Es recomendable considerar ciertos aspectos para que se sientan lo más cómodos posibles. Cada local tiene unas dimensiones limitadas y contra ello no se puede luchar, puede que sea espacioso o que no lo sea tanto, pero sí se puede contar con una buena decoración, con una adecuada iluminación, que la distribución sea apropiada dependiendo del espacio… Todo esto mejorará el ambiente de trabajo y el rendimiento de los empleados.

Tampoco hay que olvidar tener un oportuno material de trabajo. Estar desactualizados, o contar con materiales de mala calidad, antiguos o con mala presencia puede llegar a frustrar a las personas que trabajan cada día con ello y puede dificultar que los trabajadores realicen sus funciones correctamente.

En Choví Food Service nos preocupamos por el éxito de tu negocio y la satisfacción de tus clientes. Toma nota de todos nuestros consejos visitando el blog para recibir novedades mensualmente.