En este artículo queremos darte algunos consejos para crear y diseñar una carta de restaurante sugerente que lo diga todo sobre ti y sobre tu negocio. Deberás tener en cuenta muchos aspectos, entre ellos las secciones en las que dividirás los platos, cuánta información quieres dar sobre cada uno de ellos, con qué tipo de productos vas a elaborarlos o en qué baremo de precios se moverán.

La importancia de la carta en un restaurante

La carta y el menú de un restaurante dicen mucho sobre éste, sobre su jefe de cocina y, en general, sobre la filosofía, personalidad y aspiraciones del local. No obstante, la carta y sus platos “estrella” son dos de los motivos que estimulan a los clientes para recomendar un bar o para hacer una reserva. Dicho de otra forma, la carta de un restaurante es su tarjeta de presentación, por eso es tan importante elaborarla y ajustarla a los productos de temporada.

Por otra parte, una carta cuidada avala la calidad de un local, proporciona confianza y seguridad, y puede ser una herramienta definitoria para atraer a nuevos clientes y para fidelizar a quienes ya nos conocen. Estos últimos valorarán de forma muy positiva posibles novedades en la carta y en el  menú de nuestro restaurante.

6 aspectos a tener en cuenta para preparar la carta y el menú de un restaurante

Elaborar una carta de bar, cafetería o restaurante no es sencillo, pero es fundamental. Por eso, no debes tener miedo a dedicarle tiempo suficiente. Nuestros consejos son:

  1. Organiza tu carta en función de los servicios. Conviene diferenciar entre la carta continua y la carta de menús diarios/semanales. También crear una diferente, por ejemplo, para los desayunos. En el caso de disponer de una bodega propia, de una selección cócteles como aperitivo o de licores fuertes, es interesante preparar y ofrecer una carta de bebidas independiente y detallada.
  1. Respeta el orden “natural”. Es aconsejable presentar la carta siguiendo un orden que todo el mundo conoce: primero entrantes (aperitivos, ensaladas, etc.), después platos ligeros (sopas, huevos, arroces, etc.), luego principales (carnes y pescados) y por último postres. En algunos locales, los postres aparecen separados de la carta de menú.
  1. Selecciona tu oferta. Las cartas de los restaurantes tienden a ser cada vez más claras y concisas, haciendo suyo el dicho de “lo bueno, si es breve, dos veces bueno”. Y es que, si son demasiado extensas, pueden resultar impersonales y difíciles de gestionar en el día a día. Conviene seleccionar los platos más atractivos para cada sección y crear nuestra oferta entorno a ellos.
  1. Define los precios. Para calcular el precio de los platos del menú y de la carta de tu bar o restaurante debes tener en cuenta factores como el coste de la materia prima, los gastos de personal, la dificultad de preparación, el tiempo de elaboración, el precio de la competencia, tu margen de beneficio, … Un trabajo complejo pero indispensable.
  1. Selecciona la información. Para mejorar las comandas, los platos de tu carta deben estar numerados. Todos deben tener un título, si es sugerente mejor, y precio. En algunos casos, también puedes añadir una breve descripción. Algunas cartas incluyen iconos sobre ingredientes, con una pequeña leyenda. Esta información es especialmente interesante para personas con intolerancias o alergias alimenticias. Otra información que puedes añadir en la carta de tu bar son: nombre y logo, página web o teléfono de contacto y reservas.
  1. Cuida el diseño. El diseño es importante para crear una carta de menú atractiva. La estética debe ser acorde al estilo de tu local, con la información dispuesta de forma ordenada y clara. A la hora de diseñar la carta, conviene cuidar la ortografía y las fotografías, y puede ser interesante diseñar una versión en .pdf para compartir en internet. Tener en cuenta la gama de colores utilizada o el papel elegido también son detalles importantes.

Otros consejos para elaborar la carta de tu restaurante son:

  • Los platos situados a la derecha y en la parte superior serán los que más atención recibirán por parte de los clientes. Ubica aquí tus elaboraciones estrella y las especialidades de la casa.
  • No ordenes los platos de la carta de tu cafetería o restaurante por precio, ya que puedes provocar comparaciones que lleven a los clientes a decantarse por los platos más baratos.

Desde Choví Food Service esperamos que estos consejos para elaborar la carta y el menú de tu restaurante te resulten útiles. Recuerda que la calidad de tus platos define tu negocio, pero que una buena imagen y una carta atractiva siempre son un buen reclamo para los clientes.