El alioli o allioli, palabra que viene de la combinación de ajo y aceite, es una salsa muy tradicional de la zona mediterránea y su origen se remonta a la época romana.

Su sencillez y su sabor han hecho que se convierta en un acompañamiento versátil y muy adecuado para prácticamente cualquier ingrediente, ya que es perfecto para carnes, pescados, patatas, arroces, guisos o simplemente para untar en el pan.

 

Alioli: una salsa con carácter

El alioli más casero y tradicional puede hacerse únicamente con ajo, aceite y sal. Pero para conseguir un alioli perfecto y de textura más cremosa, se le añade también huevo y unas gotas de limón.

Si bien el sabor del ajo no es del gusto de todo el mundo, existen formas de preparar esta salsa sin que su sabor resulte demasiado fuerte. Por ejemplo, blanqueando los ajos o utilizando otra variedad de ajos más suaves, como el ajo negro o el ajo morado que, además, darán otros matices en el sabor.

Su sencillez y su fácil combinación con cualquier ingrediente, permiten que el alioli sea la base para la creación de otros sabores que potencian los ingredientes a los que acompañan.

En este sentido, muchos chefs investigan en la creación de nuevos sabores del alioli para acompañar sus platos. Este es el caso de la chef Mari Carmen Vélez, referente de la gastronomía alicantina, que en su restaurante La Sirena cuenta con casi un centenar de aliolis diferentes, como el de curry, café o albahaca, fruto de la investigación de este tradicional producto.

 

También con sabores dulces: dos bocados que sorprenderán en tu bar

Un alioli suave combina a la perfección con sabores dulces. Algunos ingredientes como la miel, el membrillo y algunas frutas aportan un toque dulce muy sabroso a esta salsa para acompañar guisos con todo tipo de carnes, pescados, así como rebozados o verduras.

 

alioli restaurante

 

Estas dos tapas son muy sencillas y deliciosas para ofrecerlas como aperitivo en tu bar y abrir boca antes de comer.

 

1. Pincho de morcilla con alioli de manzana

Ingredientes para 1 persona:

  • 1 Morcilla
  • 1 Rebanada de pan
  • Allioli Choví
  • ½ Manzana Reineta
  • Aceite
  • Pimentón

Preparación:

  1. Quita la piel de la morcilla y deshazla cocinándola en una sartén
  2. Tuesta las rebanadas de pan
  3. Pela la manzana y trocéala
  4. Pásala por la sartén
  5. Tritúrala con la batidora
  6. Añade a la manzana triturada una cucharada de alioli y lígalos
  7. En la rebanada de pan, añade un poco de aceite y pimentón
  8. Coloca la morcilla
  9. Coloca unos puntos de alioli de manzana sobre ella

Hay muchos tipos de morcilla dependiendo de los ingredientes. Algunas, como las de arroz son más suaves, mientras que otras tienen un sabor más especiado y  picante. Ambas son perfectas para esta tapa.

 

Chovifoodservice-nuevosdiseñosbotes-860x100

 

2. Pincho de bacalao con alioli de miel

Ingredientes para 1 persona:

  • 1 Lomo de bacalao desalado
  • Cebolla
  • Pimiento
  • 1 Rebanada de pan
  • Allioli Choví
  • 1 Cucharada de miel
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

  1. Corta en juliana la cebolla y el pimiento
  2. Pocha las verduras con aceite de oliva a fuego lento en una cazuela
  3. Añade sal
  4. Añade el lomo de bacalao y tapa la cazuela
  5. Deja cocinar unos 6 minutos
  6. En un cuenco, añade una cucharada de miel, una cucharada de alioli y pimienta
  7. Mezcla la salsa
  8. Tuesta la rebanada de pan
  9. Coloca sobre ella el bacalao, unos trozos de cebolla y pimiento y, por último, el alioli con miel.

 

Más que una salsa: galletas de alioli

Además de cómo acompañamiento, el alioli es el protagonista de numerosas elaboraciones sorprendentes.

La galleta de alioli es muy sencilla y sirve de base para espumas, pescados y verduras a los que dar un toque extra de sabor, una textura diferente y sorprender al comensal.

Ingredientes:

  • 1 Clara de huevo
  • Margarina (el peso de la clara)
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharada de alioli
  • Sal

galletas alioli

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 200ºC
  2. Mezclar en un bol la clara de huevo, la harina, la margarina, la sal y el alioli hasta obtener una textura cremosa
  3. Puedes añadir algunos condimentos como perejil o pimentón a la masa
  4. Extender la masa
  5. Darle forma a las galletas con un molde
  6. Meter en el horno y dejar que se doren

Para conseguir un crujiente de alioli muy fino, perfecto para acompañar arroces y guisos, extiende con una cuchara la masa sobre el papel del horno y hornea hasta que estén dorados.

En Choví Food Service encontrarás salsas caseras elaboradas según la receta tradicional y con ingredientes de primera calidad para tu negocio. Déjate sorprender por la versatilidad de esta salsa mediterránea y atrévete a crear platos de 10 con alioli Choví.