Las frituras son las protagonistas de algunas de las tapas más populares de nuestra gastronomía y es posiblemente formen parte, de una manera u otra, de la carta de tu local. Cualquier alimento (verduras, pescados, carnes) es irresistibles si les damos el punto exacto para que quede crujiente por fuera y tierno por dentro.

Rebozar sin huevo no es problema para ello. De hecho, hay múltiples formas de conseguir rebozados hipercrujientes ahorrando tiempo y sin tener que plantearte qué hacer con el huevo restante para no desperdiciar materia prima de calidad o qué ocurre si uno de los comensales no puede comer huevo.

 

Sustitutos para rebozar sin huevo

Hay muchos sustitutos del huevo tanto para realizar tortillas y revueltos como hacer hojaldres, pan o masa brisa. Ahora nos centraremos en diferentes alternativas para rebozar sin huevo.

Algunos aseguran que incluso es posible no utilizar nada: los alimentos tienen su propia agua que haría que harina, pan rallado o maíz quedaran adheridos al producto. Sin embargo, ésta no es una opción en cocina profesional, ya que lo que queremos es un obtener un rebozado con aspecto y  características como el clásico, el de toda la vida.

Las opciones para rebozar sin huevo que nos darán un resultado más profesional son las siguientes.

 1. Tempura

Una de las maneras más sanas de rebozar, por ejemplo, las verduras. La tempura suele ser consistente. Cuando se utilice se aconseja freír el producto a temperatura más alta para obtener mejores resultados. En cocina profesional productos como el preparado para tempura de Choví Food Service te permiten hacer rebozados de tempura para verduras y pescados con capa fina y muy crujientes.

 2. Preparados profesionales

Los preparados profesionales ayudan a ahorrar recursos y tiempo. Algunos, como preparado para rebozar sin huevo de Choví Food Service, pueden usarse con cualquier tipo de alimento, incluso para rebozados que parecen más exigentes como el de los buñuelos. Su uso es sencillo: simplemente hay que añadir agua en la dosis proporcional que indica el fabricante.

3. Harina de garbanzos y agua

Una de las formas de rebozar sin huevo más eficaces. Obtendrás una pasta en la que mojarás el alimento antes de pasarlo por el pan, harina, etc.  Dos cosas importantes: la pasta tiene que estar fría (exactamente igual que cuando usas huevo batido) y para la mezcla la proporción debe ser 4 cucharadas de harina de garbanzo por una de agua para tener un rebozado óptimo.

 4. Huevina y huevo no-egg

Solución para rebozar sin huevo de venta en tiendas especiales. Estos sustitutos del huevo se presentan en distintas texturas (líquidos o en polvo) y se mezclan con agua para obtener la pasta viscosa que reemplaza al huevo en el rebozado.

 5. Cerveza

Otra forma de rebozar sin huevo, esta vez con la ventaja de poder obtener una capa superior especialmente crujiente. La mezcla tiene que conseguir una densidad parecida a la que obtendríamos con una masa con huevo y el espesor depende del plato. La fritura posterior debe hacerse a temperatura alta.

 

5 Ventajas de rebozar sin huevo

Rebozar sin huevo tiene ventajas que repercuten en tus platos y también en tu cocina. Además, con los preparados para rebozar sin huevo obtienes algunos beneficios.

  • Aprovechas recursos y ahorras tiempo y dinero.
  • Ofreces platos más saludables a nivel calórico rebajando el consumo de huevo.
  • Acercas nuestras recetas a un público más concreto y amplio, como personas veganas o que son alérgicas o intolerantes al huevo.
  • Consigues rebozados muy crujientes para verduras, carnes y pescados.
  • Sigues haciendo platos populares sin dejar de innovar en tu cocina.

Como ves, en la cocina no tienen por qué haber limitaciones siempre y cuando tengas las soluciones adecuadas. ¿Quieres más consejos? Visita la web de Choví Food Service y encuentra más artículos y recetas pensadas para profesionales.