El congelado frena las reacciones químicas y bioquímicas que deterioran los alimentos y permite mantener la calidad nutritiva de estos mejor que cualquier otro sistema de conservación.

Además, es sostenible porque prolonga la vida de útil de la comida y nos permite ahorrar y planificar nuestra compra. El problema es que algunos alimentos sufren alteraciones en su textura y sabor al descongelarlos. Por eso en este post vamos a hablar de comidas que se pueden congelar y comidas que no y vamos a dar algunas recomendaciones sobre ellas.

 

Comidas que se pueden congelar en crudo

 
En esta lista de comidas que se pueden congelar vamos a hablar de grandes familias de alimentos y de cómo hay que tratarlos en el proceso de congelado. En principio todas las comidas que se pueden congelar se podrán consumir posteriormente sin que sean perjudiciales para la salud. Aun así hay alimentos que es mejor mantener lejos del congelador.
 

Fruta

Todas las frutas pueden congelarse pero la mayoría de ellas cambian textura, color y sabor, y resultan poco atractivas al ser descongeladas. Aun así congelar la fruta puede ser útil para preparar helados, batidos, zumos o postres que impliquen una técnica culinaria posterior. Las frutas que mejor toleran este proceso son:

  • Frutos rojos (fresas, frambuesas y cerezas)
  • Plátano
  • Sandía
  • Melón

Antes de congelar la fruta se recomienda: lavarla, pelarla, limpiarla y trocearla.

Verdura

Las verduras son una de las comidas que se pueden congelar sin problema pero se desaconseja conservar así las que se vayan a comer en crudo (por ejemplo las de ensalada – lechuga, tomate, pepino-). Sobre el resto, deben congelarse crudas aunque se recomienda hacer un escalado previo para evitar pérdidas de sabor o nutrientes. Una de las ventajas de congelar verduras es que no es necesario descongelarlas antes de cocinarlas: con ponerlas a hervir en agua será suficiente.

Carne

En general la carne y productos derivados aguantan bien la congelación. El consejo general es limpiarla bien antes (pero nunca lavarlas) y mételas al congelador sin nervios, tendones, pellejos o grasa ya que ésta tiende a enranciarse y su tiempo de conservación será menor.

Pescado

El pescado es otra de las comidas que se pueden congelar sin problemas aunque es más delicado que la carne, por lo que se recomienda congelar únicamente producto muy fresco. Si el pescado tiene vísceras y es imprescindible lavarlo, antes de congelarlo hay que dejar secar bien para eliminar el agua.

Pan

Es mejor congelarlo dentro de una bolsa y cortado a rebanadas. Para descongelarlo lo pasamos directamente por la tostadora o lo dejamos a temperatura ambiente.

Huevos

Dentro de las comidas que se pueden congelar los huevos son los menos recomendables. No se pueden congelar enteros y crudos. En todo caso podrían congelarse batidos o separando yemas de claras.

 

Comidas que se pueden congelar cocidas, precocinadas o cocinadas

 
Las comidas que se pueden congelar cocidas, precocinadas o cocinadas permiten ahorrar mucho tiempo tanto en la cocina profesional como en la amateur.

alimentos-que-se-pueden-congelar
 

Comidas que se pueden congelar cocidas

  • Los mariscos. Si se compran frescos hay que cocerlos siempre antes de congelar.
  • Pastas y arroces. Aunque pierden textura en el descongelado, tanto la pasta como los arroces pueden congelarse una vez cocidos. Se recomienda, eso sí, ponerles un poco de aceite de oliva.
  • Patata. Con la patata ocurre lo mismo que con el arroz y la pasta: el congelado no es su mejor opción de conservación. Como la patata no puede congelarse cruda es una de esas comidas que pueden congelarse cocidas. La recomendación es, si hay que congelar patata, hacerlo en puré.
  • De carne, de verduras o de pescado. Congelar el caldo es uno de esos trucos fundamentales para elaborar guisos, arroces o salsas. Los caldos y líquidos se pueden congelar en bolsas de plástico o en contenedores rígidos y descongelarlos a temperatura ambiente.
  • Platos preparados en casa. Prácticamente todos los platos preparados se pueden catalogar como comidas que se pueden congelar cocidas. Dentro de los platos preparados que se desaconseja congelar están los guisos que lleven patata (la fécula se deshace al ser descongelada), los fritos y las elaboraciones con mayonesa, bechamel, salsa rosa, salsa holandesa u otras salsas emulsionadas o que lleven en su receta nata, harina o almidón y que con la congelación pueden cortarse. Además, piensa que muchos de estas salsas vienen ya preparadas para cocina profesional por lo el tiempo que invertirás en hacerlas es mínimo.

 

Consejos generales para congelar y descongelar la comida

 
En líneas generales los expertos recomiendan congelar la comida lo más rápido posible (cuando hablamos de alimentos frescos) y descongelar lento, en el frigorífico o a temperatura ambiente evitando el uso del microondas. Esto es clave para que los alimentos se mantengan intactas sus propiedades.

Todas las comidas que se pueden congelar deben protegerse bien para evitar la abrasión por congelación. Los productos deben envolverse sin aire para evitar la  evaporación. En el caso de las carnes y pescados se aconseja utilizar láminas de papel de aluminio o plástico. En las comidas que se pueden congelar cocidas hay evitar latas y envases de cartón y optar por los de plástico. Si son rígidos y herméticos, mejor.  Éstos deben estar libres de grietas o fisuras ya que el aire frío del congelador deseca los alimentos y hace que pierdan calidad una vez descongelados. Y nunca deben llenarse hasta arriba, pues los alimentos al congelarse de dilatan y ocupan más espacio y pueden romper el recipiente.

Aunque uno de los consejos de congelado de alimentos es no congelar aquellos que hayan sido congelados antes, sí se pueden someter a este proceso de frío aquellas comidas o guisos elaborados con productos congelados y después cocinados.

Un consejo que sirve tanto para cocina profesional como para casa es organizar bien el congelador y señalar la fecha de congelación del alimento y su contenido (en el envase) para optimizar el tiempo y descongelar el producto que realmente nos hace falta.

En Chovi Food Service te ayudamos a profesionalizar más tu negocio con nuestros consejos. Encuentra en nuestro blog todo lo que necesitas para convertirte en un buen cocinero y todas las recomendaciones para ser un gran profesional. No te pierdas ninguna novedad siguiéndonos en nuestras redes sociales o suscribiéndote a nuestro blog.