El sofrito es la base fundamental sobre la cual se elaboran la mayoría de los platos de la cocina mediterránea. Los elementos principales son la cebolla y el tomate, a parte del aceite. Con estos ingredientes, la ayuda del fuego y paciencia, se puede preparar un sofrito perfecto para muchos guisos.

¿Cómo preparar un buen sofrito?

Según el diccionario de la Real Academia, sofreír es freír ligeramente alimentos y sus condimentos. Llamamos sofrito a los alimentos que sofreímos ligeramente. Comúnmente, el sofrito se realiza sobre una sartén de hierro a una relativa baja temperatura.

Para hacer un buen sofrito lo principal se basa en picar bien todos los ingredientes. En el caso de un sofrito de cebolla y tomate (ingredientes comunes en prácticamente casi todos los sofritos) la cebolla ha de estar bien picada y el tomate puede estar cortado en dados, picado o rallado.

En un restaurante se necesita cocinar para numerosos comensales, y la fórmula perfecta es hacer uso del Tomate Natural Rallado de Choví, elaborado al 100% con tomates maduros de temporada, proporcionando un sabor sin igual.

Una vez están todos los ingredientes preparados, en una sartén con un generoso chorro de aceite se pone al fuego, después se sofríe la cebolla hasta que quede dorada y el último ingrediente es el Tomate Natural Rallado.

El sofrito es una de las salsas básicas y necesarias para todo tipo de guisos, pescados, carnes, pasta y arroz. Además, el sofrito cuenta con la ventaja de poder ser enriquecido con cualquier condimento como las hierbas aromáticas.

Recetas de sofrito

Existen sofritos de tomate, cuyo ingrediente será usado en la mayoría de sofritos, pero también están los sofritos de verduras, sofritos para carne o pescado e incluso para la paella.

Sofrito para pasta

Macarrones, tallarines, espirales, pappardelle, espaguetis… un sofrito es apto para cualquier tipo de pasta. Para la cocción de la pasta será necesaria únicamente una olla con agua y sal, dejar que hierva y cocer la pasta el tiempo establecido para cada una de ellas.

Un buen sofrito para la pasta se basa en:

Ingredientes

  • Cebolla (1 unidad)
  • Calabacín pequeño (1 unidad)
  • Berenjena (1 unidad)
  • Tomate Natural Rallado
  • Dientes de ajo (2-3 unidades)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

  1. El primer paso fundamental es picar bien todos los ingredientes: la cebolla, el calabacín, la berenjena y los dientes de ajo. Dependerá del gusto de los comensales, o de la decisión del cocinero, cortar los ingredientes más o menos pequeños dependiendo de la idea que lleve en su cocinado.
  2. Se pone al fuego una sartén con un buen chorro de aceite y se añade en primer lugar la cebolla y una pizca de sal. Cuando comience a dorarse se van agregando el resto de ingredientes en este orden: calabacín, berenjena, ajo y por último el tomate natural rallado. La cantidad a verter de tomate natural será como la de un par de tomates.
  3. A continuación se va removiendo el sofrito a un fuego medio-bajo para que los ingredientes se cocinen lentamente y queden tiernos y jugosos. Será necesario probar el gusto de sal.
  4. Una vez listo, se retira del fuego y se agrega un buen cazo en cada plato de pasta.

Chovifoodservice-nuevosdiseñosbotes-860x100

Sofrito de verduras

¿Un sofrito de verduras como acompañamiento a las verduras? Es posible. La famosa receta francesa del Ratatouille permite disfrutar de un plato completamente vegetariano donde las verduras son los ingredientes principales y únicos.

Ingredientes para el sofrito

  • Cebolla (2 unidades)
  • Pimiento rojo grande (1 unidad)
  • Pimiento verde grande (1 unidad)
  • Zanahoria (2 unidades)
  • Tomate Natural Rallado
  • Aceite de oliva
  • Dientes de ajo (3 unidades)
  • Pimienta negra
  • Sal

Ingredientes del resto de la receta

  • Berenjenas (2 unidades)
  • Calabacín (2 unidades)
  • Tomates (4 unidades)
  • Hierbas provenzales
  • Pimienta negra
  • Sal

Elaboración

  1. Primero se prepara el sofrito. Para ello se cortan las cebollas, el pimiento rojo, pimiento verde, las zanahorias y los dientes de ajo en trozos no muy pequeños, ya que una vez sofritos se triturarán.
  2. Se vierte un buen chorro de aceite en la sartén y se sofríen primero los dientes de ajo.
  3. A continuación se sofríen las cebollas, añadiendo una piza de sal y pimienta negra. Una vez está comenzando a coger un tono dorado, se sofríen el pimiento rojo, el pimiento verde y la zanahoria. Por último se agrega el tomate natural rallado y se deja sofreír durante unos 5 minutos.
  4. Una vez está sofrito se retira del fuego y se tritura todo para que quede una salsa fina. Reservar.
  5. Para la elaboración de las restantes verduras, simplemente es necesario lavarlas y quitarles el tallo y cortarlas en rodajas de entre medio centímetro y un centímetro. Se recomienda dejar el calabacín y la berenjena en agua unos 20 minutos para quitar el sabor amargo. Después hay que secarlas bien para quitar el exceso de agua.
  6. Una opción es pasarlas brevemente por la sartén con un poco de aceite, pero es opcional.
  7. Una vez estén las rodajas listas, se vierte el sofrito antes preparado en un recipiente de cristal o de barro y las rodajas de verduras se colocan sobre la salsa de forma ordenada, intercalando cada rodaja con una verdura distinta.
  8. Se espolvorea una pizca de sal, de pimienta negra y hierbas provenzales.
  9. Por último se hornea unos 30 minutos con el horno precalentado a unos 180º. El tiempo variará dependiendo de la potencia del horno y lo finas o gruesas que estén cortadas las rodajas de verdura.

Sofrito para pescados

Bacalao, merluza, dorada… Cualquier pescado es bueno para ser acompañado por un buen sofrito. Incluso los sofritos pueden ser indistintos para carnes como para pescados, depende del gusto de cada uno.

Esta receta es conocida como “pescado a la portuguesa”, fácil de preparar, con un sabor espectacular y un sofrito algo diferente.

Ingredientes

  • Cebolla (1 unidad)
  • Dientes de ajo (2 unidades)
  • Pimiento rojo (1 unidad)
  • Pimiento verde (1 unidad)
  • Tomate Natural Rallado
  • Guisantes (1 puñado)
  • Harina
  • Orégano, tomillo, laurel y pimentón
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

  1. Se pasa el pescado elegido (merluza, corvina, mero, etc.) por harina y se dora ligeramente en una sartén con aceite. Posteriormente se reserva.
  2. Picar la cebolla y los pimientos en juliana, los ajos en láminas y sofreír en el mismo aceite utilizado para el pescado.
  3. Cuando esté ligeramente pochado se añade el tomate rallado. Mientras se sofríe se añade una cucharada de pimentón, una hoja de laurel y un espolvoreo de tomillo y de orégano.
  4. Se vierte un chorro de vino blanco y se deja evaporar el alcohol.
  5. Se añaden los guisantes y se sofríen.
  6. Una vez están todos los ingredientes sofritos se añade el pescado reservado anteriormente y se deja hervir durante unos 20 minutos a fuego lento.