El conocido take away food o comida para llevar es un concepto londinense que está en auge en nuestro país.

El servicio a domicilio en un negocio, especialmente en uno dedicado a la alimentación, ofrece una nueva visión en lo que a ventas se refiere, permitiendo abrir el campo a nuevos clientes y, a su vez, la fidelización de los que ya existían.

La falta de tiempo, el principal problema

Nuestra sociedad se encuentra en un punto en el que la falta de tiempo para el ocio y disfrute personal se ha convertido en el principal problema para los empresarios. Las duras jornadas laborales, las tareas del hogar o la conciliación familiar son algunas de las claves para entender esta nueva situación. Es por esto que ofrecer tanto un servicio a domicilio como un servicio take-away en un restaurante permite un aumento de los beneficios a la vez que proporciona un valor añadido para los clientes.

Punto de vista de los clientes

Otra de las razones por las que ofrecer servicios para llevar o a domicilio radica en los clientes, ya que es posible que sean ellos los que a menudo pregunten si este servicio existe en el restaurante que les gusta. Mantener la fidelización de los clientes e incorporar, además, nuevos consumidores, es uno de los mayores beneficios que un restaurante pueda tener.

El servicio a domicilio y el take-away permiten a los clientes seguir disfrutando de un producto que les gusta de una manera más cómoda: en sus hogares. Quizá sea por el tiempo o por la comodidad, pero lo que sí es claro es que si el producto les gusta, el ambiente en el que lo consuman les será indiferente.

El punto de vista del cliente cambiará, considerará al negocio más cercano porque no tendrá que renunciar a disfrutar de un buen producto si la condición se limita a comer o cenar en el propio restaurante.

Esto significará una ventaja sobre otros competidores, donde el cliente al que nos referimos tendrá preferencia sobre el restaurante que le ofrezca un servicio más confortable en base a sus preferencias.

Una buena planificación

Para poder ofrecer estos servicios en un restaurante, lo primero y más importante es saber gestionarlos de la manera más adecuada sin perder la esencia de lo que ya era anteriormente. La clave del éxito residirá en la planificación y dedicación que se elabore en estos servicios sin dejar de lado el propio restaurante.

  • Aumento de la plantilla. Tanto el take-away como el servicio a domicilio requerirán de nuevos empleados, unos para elaborar los platos y otros, para llevar los pedidos a los clientes. Para ponerlo en marcha se necesitará un aumento de la plantilla junto con una buena distribución de las funciones de los empleados.
  • Gestión del tiempo. Donde antes solo existía el servicio directo en el restaurante, ahora habrá que compartirlo con otros servicios. El aumento de los clientes sin perder espacio es, a priori, uno de los beneficios más claros, pero para que esto ocurra el tiempo es fundamental. No se debe escatimar tiempo en crear publicidad, ya sea en papel o digital, para que el resultado sea efectivo. Además, habrá que hacer frente a todos los servicios ofrecidos sin retrasos en el tiempo de entrega y consumo para los clientes.
  • Aumento del gasto. Antes de saber si estos servicios dan su fruto, la previsión económica previa ha de incluir un aumento del gasto tanto en nuevos empleados como en publicidad. Si se tienen en cuenta estos factores, la administración económica no debería ser un problema.

Consideraciones a tener en cuenta en el take away

Hemos hablado de conceptos importantes como la planificación del tiempo, la gestión económica o la plantilla, pero si la decisión de ofrecer un take-away o servicio a domicilio está a punto de ser tomada, brindamos una serie de consideraciones significativas para emprender esta nueva perspectiva de ventas.

  1. Publicidad online: No hay que limitar recursos a la hora de la publicidad, y contar con una buena página web y unas redes sociales tan a la orden del día es un punto importante para dar a conocer los nuevos servicios que se ofrecen.
  2. Ofertas: Para compaginar el servicio directo y a distancia (a domicilio) una opción es ofrecer una carta con menús cerrados, sencillos y variados que facilite su elección y beneficie al restaurante a la hora de prepararlos y llevarlos. También se pueden ofrecer promociones en estos servicios con el fin de atraer más clientela.
  3. Platos fáciles de preparar: A los clientes no les gusta esperar, pero tampoco quieren un producto de baja calidad, por lo que saber elegir qué platos ofrecer posibilitará que la calidad y el escaso tiempo de espera vayan de la mano.
  4. Precios redondos: Facilitará las cosas principalmente en el servicio a domicilio, hará perder menos tiempo y para los clientes también será más sencillo y cómodo a la hora de pagar.

cubos Choví Food Service

Para obtener un resultado positivo y comprobar si merece la pena o no ofrecer estos servicios habrán de pasar unas semanas o unos meses. Hay que dar un margen en el que los clientes estén informados de las novedades del restaurante, y también que el propio restaurante se adapte a la nueva situación.

En Choví Food Service te ponemos al día de todas novedades que pueden ayudarte a mejorar tu negocio de gastronomía: consejos sobre gestión, productos, tendencias y mucho más. No te pierdas nuestro blog o síguenos en nuestras redes sociales. ¡Estamos esperándote!